Comida y Tradicion

La comida no solo nutre al cuerpo, nutre al alma, por eso hago hincapié en amigarnos con ella y aprender a controlar la porción cuando la calidad no es la mejor. A manejar las emociones y a no tapar sentimientos con comida. Estamos rodeados de historia, cada olor en alguna cocina nos lleva quizás a nuestra infancia, nuestra historia, nuestra abuela o mamá. Cada reunión con amigos tiene comida rica, cada cumpleaños no espera con eso que tanto prohibimos. Y PROHIBIR, saben que, ES DESPERTAR EL DESEO

Vivamos Saludablemente la mayor cantidad del tiempo posible (80%) y el resto dejará de ser una obsesión.

En este caso, en cada cumpleaños preparo knishes, algo así como una empanada con relleno de papa y cebollita frita. Comida judía europea, con típico relleno de papas y cebollas, ingredientes muy utilizados por nuestros antepasados, seguramente por su barato costo, en una sociedad que pasó mucha hambruna.

La receta es difícil de pasar, aprendí “a ojo”, pero a grandes rasgos, por cada kilo de papa utilizo medio kilo de cebolla. La masa lleva ½ kilo de harina común, ½ pocillo tamaño café con aceite, 1 toque de sal y 1 cucharada de vinagre. Se estira bien finito, se coloca el relleno en todos los bordes y se va cerrando haciendo un chorizo. Una vez todo cerrado se cortan y colocan en una fuente de horno.

Si te estás cuidando claramente no te comerás una docena. Y Recuerda que los buenos hábitos duran para siempre, acompáñalos de unos ricos vegetales, muévete más…

Valeria Zlotnitzky

Medica Nutricionista

Turnos: vzturnos@medicanutricionista.com

Knishes