Las porciones y el paso del tiempo

Hace poco leí una nota que decía así…

“Las raciones grandes también tienen culpa de la obesidad” Reino Unido estudia prohibir las ofertas 2 x 1 y el rellenado gratis de bebidas azucaradas en restaurantes por su impacto en la salud.


Los profesionales de la nutrición, los que no prometemos resultados ni polvitos mágicos hace mucho tiempo que lo venimos diciendo, lo que sí es muy difícil, es luchar contra todo lo que nos excede fuera del consultorio, llámese industria alimenticia, con sus paquetes de papas fritas tamaño familiar por citar un ejemplo, las cadenas de comidas rápidas que te rellenan el vaso de gaseosa gratis o te agrandan el balde de pochoclo por casi la misma plata que te costó el pequeño, los supermercados que ponen un 2 x 1 en golosinas, para no citar ninguna marca y el 2do al 80% de mucha cantidad de comida chatarra. ¿Para qué? Para que nos tentemos y compremos, porque a ninguno de ellos le importa nuestra salud, solo le importa vender.


Los tamaños de los alimentos y su aumento es terrible, en EEUU, desde 1950 hasta ahora aumentaron un 223% el tamaño de las hamburguesas y las bebidas azucaradas se sirven en vasos con un tamaño aumentado 5 veces, esto no es gratuito, aumentamos los niveles de obesidad y sobrepeso en la población año tras año, y Argentina de esto no está exento. No comemos para cubrir nuestras necesidades y requerimientos nutricionales y no paramos cuando estamos satisfechos, este mecanismo de hambre saciedad lo hemos perdido.


Como pensamos que comer mucho es normal, también las porciones que les servimos a nuestros hijos son mayores y pretendemos que se coman todo.

Debido a que perdimos ciertas cosas innatas que antes eran impensadas, es que ahora necesitamos enseñar el tamaño de las porciones que deberíamos comer, en mi caso uso medidas caseras (mano, palma de mano, puño, tamaño de dedo pulgar) y repito mil veces que la comida debería estar dentro un plato, de tamaño normal, no rebosante, y con un cierto equilibrio. Que debemos comer variado y de temporada para abaratar los costos: cereales integrales, legumbres, frutas, verduras, carnes magras, lácteos descremados, huevos, aceites vegetales. Manejando nuestras emociones, controlando nuestro estrés, durmiendo mejor y realizando actividad física.


A la larga, si servimos porciones más pequeñas, nuestro cerebro automáticamente y con el tiempo cambia su chip y ve como normal un plato con menos cantidad de alimentos.


Consulta con un profesional de la nutrición serio, ese que te enseña y no te promete nada mágico.

Dra. Valeria Zlotnitzky

Medica Nutricionista

Www.cpmgurisitos.com

e-mail: valeria@medicanutricionista.com

tamaño porciones