Pizza mia


Pizza integral

La pizza es un clásico en todas las casas, suele ser un menú muy aceptado entre la población infantil, aunque obvio que están

las excepciones. A mi nene cuando era más chico no le gustaba, ahora sí, pero no es gran fanático ni es un menú que pida.

Lo que quiero mostrarles es más que nada la masa, mitad harina común, mitad harina integral, para que le pierdan el miedo e incorporen lo integral. Con esto le damos un puntito extra a la pizza, que es el agregado de fibras, porque si no, entre la harina blanca, las grasas de los lácteos y los agregados que le hacemos, no suele ser un menú del todo saludable, pero ojo, suele ser un menú de encuentro, de risas, de compartir, así que tampoco vamos a hablar tan mal. Aunqueeeee, si la quieren hacer más saludable, la incorporación de vegetales, por ejemplo grillados por arriba, la hace un 10. La clave una vez más, el equilibrio.

Necesitas:

500 gramos de harina común

500 gramos de harina integral

1 sobre de levadura seca (puedes usar fresca, yo hoy no tenía)

1 cucharada de azúcar

5 cucharadas de aceite de oliva

Un toque de sal

Agua tibia para formar la masa

Ahora lo más divertido, que es amasar. Mezclas las harinas, a eso le agregas la sal (que no quede en contacto con la levadura). En el centro colocas la levadura, el azúcar, el aceite. De a poco le vas agregando agua hasta formar una masa que no se te pegotee en las manos, pero tampoco dura. ¡¡Agrega agua de a poco!! Una vez formado el bollo amasa mínimo 10 minutos, esta es la parte más placentera, a ponerle energía.

Listo, lo dejas levar en un lugar cálido, bien tapadito, cuando duplique su volumen amasas de nuevo para sacarle el gas, haces bollitos y estiras de la forma deseada. Yo en este caso, hice pizzetas porque las tengo para una reunión y en vez de salsa les puse mermelada de cebollas. Delicia total, en otro post subiré la receta, ¡¡¡¡a menos que alguien la necesite urgente!!!!

Llevas a horno fuerte hasta que la base esté firme, las saqué, las dejé enfriar y las guarde en el freezer.

La mermelada de cebollas es una adaptación de una receta de Juliana López May, musa inspiradora de esta cocinera amateur. Un toque gourmet que va bien en todo, sobre todo en tartas y pizzas. Y re fácil de hacer. Ahora; si los gurisitos la comen es otra cuestión ja-ja-ja-ja, será cuestión de probar!

Bollo pizza