Uso de edulcorantes artificiales en los chicos

Los edulcorantes artificiales pueden utilizarse en niños?

Agua

Mami, el nene está un poco gordito, toma mucha gaseosa, porque no le das el jugo light así no te engorda tanto?... lo escucharon?

Es verdad que el alto consumo de bebidas azucaradas es uno de los principales factores alimentarios en el aumento de las cifras de obesidad infantil y caries dentales, pero cambiar las bebidas azucaradas por dietéticas, es adecuado para los niños?

En primer lugar, los edulcorantes no nutritivos no están aconsejados en niños menores de 3 años. A medida que el niño crece y sigue una alimentación variada, donde la hidratación es a base de agua en la mayor parte del día, por más que consuma alimentos que tienen edulcorantes, no pasará nada. El problema surge cuando la exposición es diaria y repetida, niños que toman jugos en todo horario como desayuno, media mañana en el jardín, con las comidas principales, y que también suman a su alimentación diaria postres, flanes y gelatinas, de esos que vienen en polvito que se preparan en casa, o algún jugo envasado rotulado como “saludable”, que a pesar de no ser un producto light dentro de sus ingredientes tienen edulcorantes. Me dirán: en casa consumimos solo jugos comunes, tipo “tang” u otros que no son dietéticos. Estos también tienen entre sus ingredientes Aspartamo, Aceculfame-K, etc.

Por si no sabían, el sabor dulce genera una sensación placentera y a medida que lo consumimos, más lo deseamos. Con los edulcorantes, la característica es que su alto poder endulzante lleva a que a medida que lo consumimos, la misma cantidad que antes nos parecía dulce y era suficiente, ahora no y necesitamos agregarle un poquito más.

Con respecto a la seguridad de los mismos, en las medidas recomendadas, son productos seguros. El tema es que no es lo mismo la cantidad que consume un adulto cuyo peso es mayor, que la cantidad que consume un niño de 3 años, cuyo peso es más reducido. Ejemplificando, un adulto de 70 kg si consume 1,5 litros de una gaseosa cero calorías, no llega ni al 25% de la dosis máxima de edulcorante, en cambio un niño de 15 kg, consumiendo 1,5 litros de esta misma bebida, llega al 100 % de la dosis recomendada de edulcorantes. Estas dosis las deberíamos saber? La verdad es que no, si comemos, como siempre digo, comida simple, lo más natural posible, y la bebida es agua casi siempre, no es necesario preocuparse.

Que mensaje quiero dejarles? Que seamos extremistas y no consumamos nada? CLARO QUE NO. Como siempre, la clave es el equilibrio. Si en casa la bebida que ponemos en la mesa a la hora de las comidas es agua, no pasa nada si en algún momento se consumen gaseosas, jugos, etc. Lo mismo con los postres, claro que pueden comer gelatinas, flanes, postrecitos, el problema surge cuando la alimentación solo se basa en alimentos que vienen en polvos para diluir, bolsas para calentar, o cajitas que ante el agregado de agua forman la comida de la familia.

Y les cuento que a mí como mamá, también me cuesta implementar hábitos saludables, la clave está en que los adultos tengamos mejores hábitos. Y hablando de sobrecitos, me encanta un tereré bien frío ahora con este calor que lo preparo con algún sobre de jugo y mi nene también se toma un mate al pasar y no pasa nada, la clave está en el equilibrio.

Mensajito: Según la marca, hay jugos que con solo 600 ml (un poco más de una botella chica) cumple su dosis máxima de edulcorantes. Tomen agua, nuestro cuerpo la necesita todos los días y dejen el jugo o las gaseosas para cuando haya un cumple o visiten a algún amiguito.