Bastones de polenta


Bastones de polenta

Llega ese momento que quieren agarrar absolutamente todo, también la comida…

Estos bastones clásicos de polenta, son ideales para experimentar la etapa del “yo como solito”

Entran en la categoría de súper fáciles!!!!

Necesitas…

-½ vaso de polenta rápida, esa que se cocina en un minuto

-1 vaso y ½ de leche entera. Se puede usar con la leche que usa el bebé.

-25 gramos de manteca

-25 gramos de queso de rallar (3 cucharadas soperas)

Ahora tan simple como poner a hervir la leche, cuando la leche esté caliente agregas la manteca y una vez que rompa el hervor, se coloca la polenta en forma de lluvia para evitar que se formen grumos, no parás de revolver hasta llegar al minuto, y ahí pones el queso rallado, también revolviendo. Así caliente como está, colocas la preparación en una fuente apenas aceitada o sobre un papel manteca, dejas que se entibie para llevar a la heladera.

Una vez fría la cortas de la forma deseada y las pones un ratito al horno apenas enmantecada o en una sartén, pero ojo!!! Que no se pasen porque quedan crocantes y para los bebés es peligroso por el riesgo de atragantamiento. Aunque si quedan crocantes las comes vos que son riquísimas!!!!!

Leche, manteca, polenta rapida, queso rallado

Polenta lista fria

Bastones listos para dorar